Últimas tecnologías

 

La oftalmología es quizá la especialidad médica en la que la tecnología y la instrumentación resultan más importantes, especialmente la tecnología láser. Nada tiene que ver la oftalmología actual con la de hace 10 años.

Por eso nuestra clínica está en constante renovación, adquiriendo todos los instrumentos necesarios que nos permiten ofrecer a nuestros pacientes una atención de calidad, tanto en diagnóstico como en tratamientos.

A continuación enumeramos algunas de nuestras últimas tecnologías.

 

Tomografía de coherencia óptica (O.C.T.)

La tomografía de coherencia óptica es, por así decirlo, “un escáner de alta resolución” que permite visualizar y realizar medidas de las diferentes áreas de la retina y el nervio óptico, estudiar cada una de sus capas con una precisión de milésimas de milímetro y crear imágenes en 3 dimensiones.

A pesar de la alta complejidad técnica es una prueba sencilla de realizar sin molestias para el paciente, por lo que su uso se ha convertido en imprescindible para el manejo de diversas patologías oftalmológicas como el glaucoma o la degeneración macular.

La O.C.T. última generación de nuestra clínica también permite el estudio detallado de la anatomía de las capas de la córnea, necesario en la cirugía refractiva con Láser Excimer.

 

Test de sensibilidad al contraste (CGT-1000)

La sensibilidad al deslumbramiento influye en múltiples actividades de la vida diaria y es muy importante a la hora de valorar la calidad visual del paciente.

El test de la sensibilidad al contraste evalúa el mínimo contraste que se puede detectar para diferentes tamaños de estímulo. Es útil para detectar problemas neurológicos, cataratas, glaucoma etc.

Hasta ahora los test disponibles de medida de la sensibilidad al contraste no incluían una estrategia umbral automatizada. Actualmente, se dispone de este nuevo instrumento para la determinación del umbral de contraste sin y con deslumbramiento.

 

Microscopía especular endotelial

La microscopia especular permite la visualización de las células del endotelio corneal mediante un pequeño haz de luz, mostrando su tamaño, forma y densidad celular.

El endotelio corneal es una fina capa de células con un espesor de apenas 10-20 micras que recubre el interior de la córnea manteniéndola transparente, por lo que cualquier alteración de esta delicada estructura puede tener consecuencias fatales para la visión.

Por ello, el examen del endotelio corneal es fundamental como parte de un buen estudio preoperatorio de cualquier cirugía intraocular, especialmente la cirugía de cataratas.

 

Campimetría automatizada para estudio del campo visual

Para el paciente esta exploración es como un sencillo “videojuego”, pero para el médico oftalmólogo aporta información muy valiosa porque a menudo las personas con alteraciones en el campo visual no lo notan en su vida diaria, pudiendo sin embargo padecer glaucoma, enfermedades del nervio óptico e incluso enfermedades degenerativas o tumorales a nivel cerebral.

Los campímetros computerizados como el de nuestra clínica están provistos de algoritmos que minimizan los errores, así como de estrategias que acortan el tiempo de la exploración, disminuyendo la fatiga del paciente.

Hoy en día la campimetría automatizada es imprescindible para detectar pérdidas funcionales en los pacientes con glaucoma.

 

Retinografía

La retinografía se utiliza en medicina para obtener imágenes en color de la retina.

Mediante esta tecnología es posible estudiar los vasos sanguíneos, el nervio óptico y detectar diferentes enfermedades que afectan a la retina, como por ejemplo la retinopatía diabética, la retinopatía hipertensiva o la degeneración macular asociada a la edad.

 

Biometría/Topografía para cirugía de cataratas

Nuestra clínica cuenta con un biómetro óptico de última generación para estudiar de manera muy precisa los ojos de nuestros pacientes que van a ser operados de cataratas.

De esta forma podemos implantar a nuestros pacientes lentes intraoculares Premium en una cirugía de catarata personalizada que nos permite corregir miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia con excelentes resultados visuales y sin necesidad de gafas.

 

Láser Excimer Schwind de punto flotante

El Láser Excimer es un láser de luz ultravioleta, invisible y frío. Lo que hace es pulir con suavidad el tejido corneal tallando como una lentilla de alta calidad sobre la propia córnea eliminando la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Se trata de una tecnología con un extraordinario grado de perfección, ya que permite una precisión superior a un micrómetro (0.001 mm), confiriéndole una gran fiabilidad y seguridad.

Todo el sistema está guiado informáticamente mediante avanzados sistemas de software que parten de datos programados por el cirujano de manera que si, por ejemplo, el paciente hace un movimiento involuntario durante la cirugía, el láser se para instantáneamente y no comienza de nuevo hasta que no se vuelve a la posición correcta.